La planta baja esta dedicada al mundo del campo. En ella encontramos las estancias que usaban los payeses en la vida diaria y las directamente relacionadas con la producción y recolección de productos agrícolas: la bodega, las prensas, los cubos, y el establo con todas las herramientas necesarias para trabajar el campo.

Así mismo encontramos un oratorio con unos valiosos frescos.

La entrada a la casa está decorada con los fragmentos recuperados de la antigua fachada.